Los Rolling Stones abren en Londres su primera tienda

Los Rolling Stones abren en Londres su primera tienda

La legendaria banda de rock The Rolling Stones abrirá este miércoles, en Londres, su primera tienda con merchandising oficial. "¿Por qué abrir una tienda en medio de una pandemia? Es nuestro eterno optimismo", bromeó el líder de la banda, Mick Jagger, de 77 años, en un video emitido antes de la apertura. 

El local está ubicado en el corazón de Soho, el distrito que vio florecer la escena musical británica en los años 60. "Trabajábamos en este barrio, ensayábamos allí, solíamos comer allí", dijo Jagger en el video, en el que recordó que antes de alcanzar la fama la banda "solía ir a dar un paseo por la calle Carnaby", donde está emplazada la tienda.

"David Bowie, The Who y por supuesto los Rolling Stones frecuentaban este vecindario", expresó en el mismo sentido David Boyne, director general de Bravado, la rama encargada del marketing de productos de Universal Music.

En el interior, el célebre logo de los Rolling Stones puede verse en remeras, chaquetas, paraguas, botellas de agua y púas, entre otros productos.

Su línea de barbijos, con la famosa lengua a la altura de la boca, tendrá un valor de 15 libras (19,7 dólares) y promete ser un éxito. 

Los fans también tendrán la oportunidad de comprar un dibujo de la lengua firmado por John Pascher, el diseñador gráfico británico que creó el logotipo a principios de los años '60.

El dibujo, enmarcado en negro, está a la venta por casi 2.000 libras (2.637 dólares). Según aseguró Boyne, el diseñador solo ha creado apenas diez ejemplares, tres de los cuales ya están vendidos.

El equipo que está detrás de este proyecto espera que el nuevo emprendimiento sea más que una simple tienda: las pantallas gigantes reproducen conciertos de la banda, mientras que sus mayores éxitos deleitan los oídos de los compradores. 

En el suelo, paneles transparentes con letras de canciones dejan ver el sótano. Todo el decorado respeta fielmente la línea visual negra y roja del grupo de rock.

"Era muy importante para nosotros que sea toda una experiencia", explicó Boyne. "Mi espacio favorito es la sala insonorizada con sus paneles acústicos y grandes luces rojas de neón", añadió. 

Desde marzo, cuando la pandemia comenzó a hacer estragos en todo el mundo, los negocios tuvieron que cerrar y la zona dejó de tener la vitalidad que la caracterizaba. La llegada de los Stones, opinan los directores de Bravado, no solo volverá a reanimar las calles del centro de Londres sino que representará "un gran impulso al comercio". 

Fuente: Página12