Hace poco más de un mes, la Escuela de Básquet El Naranjito (Eben) festejó sus primeros fructíferos nueve años de vida institucional. Con la idea de inculcar valores a través del deporte, este hermoso sueño hoy hecho realidad comenzó a transitar el ámbito deportivo y en su camino fue cosechando más y más adhesiones.
Y es tanto el empuje, que el año pasado, el de la cuarentena interminable por la atroz pandemia del Covid, fue uno de los faros que le aportaron luz al por entonces -y hasta ahora- oscuro panorama del basquetbol provincial.

Un poco de historia
La Escuela de Básquet El Naranjito nace el 26 de abril de 2012, con la recuperación del playón del paraje El Naranjito, dependiente de General Vedia.
Se inició con la idea de la práctica de minibásquet, pero la cantidad de chicos y chicas que se acercaron superó esas categorías.
El proyecto encabezado por el entrenador Javier Espíndola nació con la idea de inculcar valores a través del deporte.
En 2013 se sumó al proyecto la entrenadora Caro Aguilera. Y poco a poco se fueron logrando objetivos que llevaron a la Eben a recorrer la mayoría de las localidades chaqueñas; las provincias de Corrientes, Formosa, Jujuy, Córdoba, Santa Fe, Misiones y la República del Paraguay con diversos encuentros y torneos.
Dando contención cada año a más de 100 chicos y chicas de distintas edades, estaba listo el proyecto para dar el siguiente paso institucional, convertirse en club y lograr la casa propia.
Fue el 2 de abril de 2018 que logró obtener su personería jurídica y, a finales de 2019, un terreno donde asentarse.
2020, el año de la pandemia, no impidió que se comenzara la construcción de su playón deportivo, que en los primeros días de mayo de 2021 comenzó a albergar las actividades del ahora Club Social y Deportivo El Naranjito.
El mismo, según sus ideólogos y conductores, «continuará con el mismo espíritu que en 2012, con clases gratuitas para todos los chicos y chicas de la comunidad que quieran practicar básquet».
Ello es posible gracias a que los entrenadores trabajan ad honorem y cada objetivo que se logra es por el trabajo colectivo en ventas, eventos, etcétera.
También desde hace cinco años organiza junto a la Escuela de Fútbol Negro Vergara el Encuentro de Minibásquet y Fútbol Infantil más grande del departamento Bermejo, el Jorgito Espinoza.

por más sueños
Con la frase de cabecera «Lo único imposible es lo que no se intenta», con el apoyo de exjugadores vedienses que se encuentran en distintos puntos del país, con el empuje incansable de entrenadores, dirigentes, jugadores y padres, la Escuela de Básquet El Naranjito sigue en la búsqueda de nuevos sueños, nuevas metas por alcanzar.
«Porque la mejor enseñanza es desde el ejemplo, inculca a sus jugadores que el éxito no es solo un resultado positivo, que el éxito también está en la perseverancia, cooperación, amistad y pasión por lograr cada objetivo con esfuerzo y dedicación», resaltó Javier Espíndola, la «cara visible» de un movimiento digno de ser conocido y apoyado.

PARA CONOCERLOS
Los que quieran conocer su labor y acompañarlos pueden buscarlos en Facebook: Eben Vedia Básquet y en Instagram: @ebenvediabasquet.

 

Fuente: La Voz del Chaco

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry