En un juicio abreviado, la condenaron a tres años de prisión de ejecución condicional.

Una mujer fue condenada hoy a la pena de tres años de prisión por haber realizado cuatro amenazas de bomba a diferentes entidades bancarias de la ciudad de Rosario en mayo último, y la obligan a abonar el costo que demandó cada operativo policial, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Cintia Bares, una mujer de 32 años que hoy fue condenada cumplir tres años de prisión de ejecución condicional durante un juicio abreviado en el que la acusada admitió haber realizado los llamados intimidatorios a cuatro bancos de Rosario, y pactó con la fiscalía la pena a cumplir.

Durante el proceso legal, Bares reconoció que las amenazas fueron realizadas el pasado 31 de mayo desde su propio teléfono celular y que todas fueron a la línea de emergencias 911.

De esta manera, la mujer afirmó haber colocado bombas en dos sedes del Banco Municipal, ubicadas en San Martín al 700 y al 5.300; otra en el banco Santa Fe (San Martín al 700), y una en el banco Galicia, situado en Sarmiento al 700.

Por estos hechos, el juez Carlos Leiva condenó esta mañana a Bares durante un juicio abreviado, al que se llegó por común acuerdo entre las partes y se celebró en el Centro de Justicia Penal.

Si bien la mujer recibió la pena de 3 años de prisión, esta no se cumplirá dentro de la cárcel pero la apuntada tendrá la obligación de probar que se solventa con medios de vida lícitos.

Al mismo tiempo, la mujer de 32 años deberá abonar la suma de 20.000 pesos al área de Neutralización de Explosivos, a causa de los gastos en operativos generados con las amenazas telefónicas.

 


COMPARTIR