El plan que se ejecuta desde el año pasado, contempló la inversión en infraestructura sanitaria, la ampliación del número de camas y la compra de insumos y medicamentos necesarios para la asistencia de pacientes COVID. Actualmente el Hospital Perrando se encuentra ampliando el número de camas para internación de pacientes con coronavirus.

En la mañana de este sábado, la ministra de Salud Pública del Chaco, Paola Benítez mantuvo una reunión con el equipo directivo y operativo del hospital Julio C. Perrando y del hospital Modular, como parte del plan de trabajo que la cartera sanitaria lleva adelante desde el comienzo de la pandemia por COVID-19. “El sistema de salud planificó una estrategia para la contención de la pandemia ocasionada por el virus SARS Cov 2, que se lleva adelante y va avanzando por etapas según lo que evidencian los indicadores epidemiológicos establecidos como alarmas”, resaltó la funcionaria.

Del encuentro, además de Benítez, participaron Daniel Pascual, Darío Barrios y María Teresa Garay, quienes conforman el Equipo Directivo del hospital de mayor complejidad de la provincia. En el marco de la reunión, la ministra explicó que “nuestro sistema sanitario está preparado y las camas de internación COVID-19 se irán expandiendo de acuerdo a la necesidad epidemiológica de la provincia”.

Corredor COVID-19

El sistema sanitario del Ministerio de Salud Pública, a través del Corredor COVID-19, está dotado de la infraestructura necesaria para la asistencia de pacientes moderados y críticos, como también de los insumos y medicamentos necesarios en el contexto epidemiológico actual.

La atención a personas con COVID-19 positivo que requieren supervisión de especialistas se realiza en la provincia a través del mencionado Corredor COVID-19 conformado por efectores del subsistema público y privado. Los grandes centros de atención ubicados en los principales núcleos de población de la provincia, conforman los nodos de atención para pacientes en estado moderado y crítico.

La capacidad de atención de estos centros se ha ido incrementando desde el inicio de la pandemia, alcanzando a multiplicar por más de 14 veces la capacidad inicial del sistema público destinada a pacientes con COVID-19. Esto se logró con la reconstrucción a nuevo de los pabellones (pastilla 6 y 9, sector de aislamiento) enteros del Hospital Perrando y la construcción de un nuevo hospital Modular en el mismo predio.

“Desde el comienzo de la pandemia se apostó al fortalecimiento del sistema sanitario en su estructura y capacidad de contención ante una emergencia sanitaria por COVID-19, a fin de garantizar el acceso a la salud de todo el pueblo chaqueño”, recordó la ministra. “Para ello establecimos un Corredor COVID-19 integrado por los tres hospitales de mayor complejidad de la provincia, para el caso de pacientes adultos, y el hospital Pediátrico, para el caso de pacientes niños y adolescentes menores de 14 años”.

“Se generó capacidad para la asistencia de pacientes moderados y críticos en el hospital de mayor complejidad de la provincia, para la expansión de camas para la asistencia de pacientes críticos de acuerdo a la evolución de la pandemia”, sostuvo la funcionaria, quien reflejó, como ejemplo, que “contamos con 90 camas habilitadas actualmente para pacientes moderados y críticos en el hospital Modular y el área de aislamiento”.

Dicha capacidad seguirá fortaleciéndose dado que está planificada la inmediata ampliación en la infraestructura del lugar, con la instalación de 26 nuevas camas para terapia intensiva, dotadas del equipo de asistencia respiratoria mecánica.

Los principales efectores del sistema público que brindan atención a personas con COVID-19 positivo son el Hospital Perrando y Hospital Pediátrico “Avelino Castelán” en Resistencia, Hospital 4 de junio en Sáenz Peña y el Hospital Bicentenario General Güemes en Juan José Castelli. Además, los hospitales “Salvador Mazza” en Villa Ángela, “Dr. Enrique V. de Llamas” en Charata, “9 de Julio” en Las Breñas, “Arturo Illia” en El Sauzalito, entre otros, albergan a pacientes que cursan la enfermedad de forma leve a moderada, conformando así una verdadera red asistencial para pacientes COVID organizadas en el corredor sanitario.

Ampliación de camas según la necesidad epidemiológica

La evolución de la pandemia en la provincia del Chaco tuvo distintas fases con tendencias en casos crecientes y declinantes. Geográficamente la pandemia afectó al inicio principalmente al Área Metropolitana del Gran Resistencia y luego de 15 semanas, comenzó a expandirse por las principales ciudades ubicadas sobre la ruta 16 y al norte de esta. Las principales ciudades del sur fueron las últimas en ser afectadas.

La provincia de Chaco y el Ministerio de Salud Pública lograron una administración del número de contagios que fue posible gracias a la aplicación de medidas derivadas del monitoreo constante de la situación epidemiológica que se plasmaron en un set de indicadores. La administración en el número de casos impactó también en la ocupación de camas del sistema sanitario manteniendo por un considerable período gran parte de la capacidad física ociosa.

Desde el inicio del mes de abril del corriente año y con mayor fuerza después de semana santa, la provincia viene experimentando un incremento en el número de casos. Actualmente la ocupación del sistema público de atención COVID-19 es del 71% para sus Unidades de Terapia Intensiva y un 60,4% para sus unidades de asistencia mecánica respiratoria, teniendo en cuenta la cantidad de camas habilitadas hasta el momento.

En tal sentido, la ministra Benítez recalcó que “según el plan operativo de contingencia para COVID-19, las camas se irán habilitando de acuerdo a lo que vayan marcando los indicadores establecidos para las mismas, pudiendo contar con un total de 200 camas en el hospital de mayor complejidad”. Entre estos indicadores se encuentran el ritmo de ingreso y egreso de pacientes; la demanda de respiradores; el crecimiento diario de contagios, de los cuales podemos asumir que el 10% son pacientes potenciales a internarse y el 1% irá a asistencia mecánica respiratoria.

Puntualmente, y acerca de la reunión mantenida hoy, la funcionaria aportó que “trabajamos con el equipo directivo y operativo del hospital Perrando en las estrategias que hemos diseñado y tenemos plasmadas en nuestro plan operativo de pandemia en la anticipación de medidas como la disponibilidad de camas de acuerdo a la necesidad epidemiológica”.

El sistema público de salud hoy se encuentra con parte de su capacidad reasignada a otro tipo de patologías. En el contexto actual se tiene presente la posibilidad de reasignación y expansión de camas COVID-19 en los sectores preparados para ello. Si bien en los últimos días se está observando una estabilidad en el número promedio de casos, con una leve tendencia a la baja, el nivel todavía es elevado.

“Contamos con una planificación y una estrategia de contención de pandemia, que la llevamos a cabo desde el día uno, nuestro sistema sanitario está preparado y las camas se irán expandiendo de acuerdo a la necesidad epidemiológica de la provincia”, subrayó la ministra de Salud Pública.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry