En la madrugada de este sábado, apenas unas horas de vigencia de las restricciones sanitarias en toda la provincia por la pandemia de COVID-19, oficiales de la policía de Sáenz Peña informaron que fueron atacados mientras se dirigían a intervenir en una fiesta clandestina en el barrio Santa Mónica.

Según reflejaron en un parte oficial, los agentes acudían al evento que tendría lugar en la zona de calle 47, entre 18 y 20 del barrio mencionado, cuando fueron “sorprendidos” por un grupo de 15 personas que les habrían arrojado “trozos de ladrillos y proyectiles con gomeras”.

En su relato, los policías indicaron que los agresores se habrían escondido entre “los altos pastizales de terrenos baldíos”, y que al descender del patrullero, estos “se dieron a la fuga en distintas direcciones hacia el barrio 100 Viviendas”.

Finalmente aseguran que no hubo personas lesionadas, sin embargo, registraron daños en la zona derecha del móvil policial y en la parte del parabrisas.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry