El Presidente cuestionó a la oposición por sembrar dudas respecto de la campaña de vacunación y criticó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por sus contradicciones y por la falta de control en la ciudad de Buenos Aires.

El presidente Alberto Fernández cuestionó la actitud de la oposición y se preguntó “por qué no consiguen vacunas” contra el coronavirus si es que tenían la posibilidad de hacerlo, tal como consignó días atrás el expresidente Mauricio Macri. También criticó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por la falta de control en el distrito y sus contradicciones.

“Si tenían la posibilidad de conseguir vacunas, como dijo el expresidente (Mauricio Macri), ¿por qué no las consiguen?”, afirmó el jefe de Estado al hablar durante la mañana por radio 10.

"Así me ayudan, si yo lo que necesito es que los argentinos tengan vacunas. Vacuna que entra se distribuye de manera igualitaria por cantidad de habitantes entre las provincias”, amplió el mandatario.

El Presidente dijo que con su mensaje difundido este miércoles, en el que anunció nuevas restricciones para combatir la segunda ola, quiso “explicarle a los argentinos cómo son las cosas"; y consignó que "un espacio político pone en duda la honestidad con la que hemos trabajado con las vacunas y dicen que se debe investigar cómo se compraron las vacunas”.

Fernández aclaró que “hubo una ley que autorizó al Gobierno nacional a comprar vacunas y la misma ley autorizó a los gobernadores”, a la vez que calificó de “falsos” los argumentos que indicaban lo contrario.

Ante esta situación, Fernández sostuvo que hubo “gobernadores que no hicieron nada y otros intentaron sin suerte, porque la venta está concentrada y los laboratorios deciden negociar con los Estados nacionales" y aseveró: "El Estado nacional compra al por mayor, digamos, y logra mejores precios”.

Este miércoles, la mesa nacional de Juntos por el Cambio se reunió y emitió un comunicado en el que aseguró que hubo “enormes deficiencias de la campaña de vacunación, tanto en las expectativas generadas, como en la adquisición, administración, distribución y transparencia”.

“Yo no estoy para ganar una elección, estoy para cuidar a la gente”, expresó el Presidente, y recordó que, si bien en otras ocasiones buscó consenso para adoptar las medidas, en el caso de las anunciadas anoche las tomó a título personal.

“Esta medida no la consensué, esta medida la tomé yo”, expresó el Presidente, y afirmó que “son las fuerzas federales las que las harán cumplir si la Policía de la Ciudad no lo quiere hacer”.

En ese marco, dijo que hubo protocolos que en la ciudad de Buenos Aires no se cumplieron: “No nos engañemos, si el protocolo dice que estemos a dos metros de distancia. ¿Alguien conoce una mesa de dos por dos? Nada de eso se ha cumplido”.

También cuestionó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, al explicar que en las medidas anteriores se sentó a consensuar con el Gobierno nacional, pero luego, al anunciarlas, las criticó.

“Yo dialogué, con el cierre de los restaurantes me pidieron que no sea a las diez y por consenso fue a las once. Y cuando las anunciaron (las medidas) dijeron que no estaban de acuerdo”, expresó el Presidente.

“Este no es el mundo en el que yo soñaba gobernar, es el que me tocó. Yo seré leal y consecuente con mis convicciones y mi compromiso es con la sociedad”, expresó.

“Que digan y escriban lo que les plazca, mi compromiso es cuidar a cada argentino, aunque eso me obligue a tomar medidas que son muy antipáticas después de un año de pandemia”, señaló el Presidente.

Además, aseveró que tomar este tipo de medidas “nunca es grato”, aunque consideró que “mucho menos grato es ver 25.000 personas contagiadas por día o en el (hospital) Durán ver chicos haciendo colas para ver si se contagiaron, eso es mucho más ingrato”.

A su turno, el Comité Nacional de la Unión Cívica Radical (UCR) afirmó este jueves en un comunicado firmado por su presidente, Alfredo Cornejo, y la vicepresidenta, Alejandra Lordén, que "el Gobierno Nacional insiste en gestionar la pandemia repitiendo y agravando los errores del año pasado".

"La ausencia total de argumentos que justifiquen el cierre de escuelas, y la contradicción cada vez más notoria dentro de su gabinete, son consecuencias de un hecho indiscutible: no hubo y no hay un plan de gobierno", expresaron en el comunicado.

Asimismo, señalaron: "estamos convencidos de que superaremos la pandemia con políticas racionales, basadas en evidencia científica, y con una comunicación honesta y transparente con la sociedad".

Télam

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry